IMPORTANCIA DE LA LEY 361 DE 1997 EN LA PROPIEDAD HORIZONTAL

Este artículo, muestra las normas y criterios básicos establecidos por la normatividad colombiana para facilitar la accesibilidad a las personas con movilidad reducida, bien sea ésta temporal o permanente, o cuya capacidad de orientación se encuentre disminuida por la edad, analfabetismo, limitación o enfermedad. En el régimen de la PH, es necesario que la administración y en general la comunidad, conozca como suprimir y evitar toda clase de barreras físicas existentes en la copropiedad para poder hacer las reclamaciones necesarias a las que debe responder el constructor y/o promotor en el diseño y ejecución de las vías y espacios, así como en la construcción o reestructuración de áreas.

En los espacios y ambientes que tengan que ver con la copropiedad, deberán adecuarse, diseñarse y construirse de manera que se facilite el acceso y tránsito seguro de las personas con limitación.

Hay algunas medidas que puedes considerar:

Inspección de la infraestructura existente: Realiza una evaluación exhaustiva de las áreas comunes y las instalaciones dentro de la copropiedad para identificar barreras arquitectónicas y obstáculos para personas con movilidad reducida con el fin de adaptar en la medida de lo posible si se trata de edificaciones anteriores a 1987. O para hacer las respectivas reclamaciones a los constructores si se trata de construcciones posteriores a esta fecha.

Cumplimiento de normativas locales: Se debe Investigar y asegurarse de que la copropiedad cumpla con la legislación local relacionada con la accesibilidad y las barreras arquitectónicas que le son exigibles. Aunque estas regulaciones varían por región o localidad de acuerdo con especificaciones, suelen incluir pautas específicas sobre rampas, ascensores, pasillos, puertas, estacionamiento y señalización accesible.

Instalación de rampas accesibles: Donde sea posible, la copropiedad debe instalar rampas que cumplan con las especificaciones de pendientes y anchura para permitir el acceso de sillas de ruedas y otros dispositivos de movilidad. Adicionalmente, estas rampas deben estar bien señalizadas y libres de obstáculos para que cumplan con el fin para el cual se deben instalar.

Adaptación de puertas y pasillos: Es obligación de la administración, Asegurarse de que las puertas de entrada y los pasillos sean lo suficientemente anchos para permitir el paso de sillas de ruedas y otros dispositivos de movilidad. Así mismo, se tiene que considerar la instalación de puertas automáticas o la eliminación de umbrales elevados que puedan dificultar el acceso para evitar accidentes, especialmente de personas mayores.

Instalación de ascensores o plataformas elevadoras: Si la copropiedad tiene varios niveles, considera la instalación de ascensores o plataformas elevadoras para garantizar que las personas con movilidad reducida puedan acceder a todas las áreas de manera segura y cómoda evitando así, accidentes.

Adecuación de baños: Los baños dentro de la copropiedad deben estar diseñados para ser accesibles, con suficiente espacio para maniobrar una silla de ruedas y barras de apoyo instaladas correctamente. También es importante que los lavamanos y espejos estén a una altura adecuada para personas en silla de ruedas.

Señalización accesible: Se debe utilizar señalización clara y fácil de entender, con texto en formatos grandes y braille cuando sea posible. Y necesariamente asegurarse de que las señales estén ubicadas a una altura accesible para personas en silla de ruedas

Educación y sensibilización: La administración, debe brindar información y capacitación a los residentes, personal y visitantes sobre la importancia de la accesibilidad y el respeto hacia las personas con discapacidad. Es necesario fomentar una cultura de inclusión dentro de la copropiedad.

Mantenimiento regular: Realizar un mantenimiento regular de las instalaciones accesibles permite garantizar que sigan siendo funcionales y seguras para su uso y para la tranquilidad de las personas con el problema de movilidad.

Al implementar estas medidas, se podrá sin lugar a dudas, mejorar significativamente el acceso y la comodidad de las personas con problemas de movilidad dentro de la copropiedad, cumpliendo al mismo tiempo con las normativas y regulaciones aplicables sobre las cuales se cierne la responsabilidad de la copropiedad.

Compartir

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ley 365 en propiedad horizontal

Facebook Instagram IMPORTANCIA DE LA LEY 361 DE 1997 EN LA PROPIEDAD HORIZONTAL Este artículo, muestra las normas y criterios básicos establecidos por la normatividad

Leer más